Antes y después de mi cirugía de columna

Bienvenidos:Bienvenidos: · 7/10/2019

▶️ Las palabras de un paciente hacia otro paciente

Por: Cecilia Johanning Morales, paciente del Dr. Alfio Piva.


Es cierto que evitamos el dolor por muchos medios. También es correcto afirmar que empezamos con la negación: “ya me pasará”, “esto se resuelve con analgésicos”, “no tengo nada” Pero aún más cierto es que ocultamos en el inconsciente toda información que nos produce miedo, un temor a que lo que estamos sufriendo no pasará. Buscamos ayuda muchas veces tarde o buscamos ayuda que sólo nos alivie ese “malestar”, huyendo de la verdad. Eso me pasó a mí, sufrí mucho dolor y por más tiempo del necesario.

Hace 3 años acudí por primera vez al Dr. Alfio Piva por referencia de médicos amigos, para que me diagnosticara y confieso que buscando me confirmara que lo que tenía: “no era serio e iba a pasar.” El Dr. Piva me ordenó los exámenes pertinentes y posteriormente con gran empatía y tacto, pero de una forma firme y honesta, me enfrentó a la verdad. Mi “malestar” se debía a una condición médica seria.

Posteriormente seguí sus primeros consejos y fui prudente con los movimientos que podían afectar o agravar mi condición. Pero esa condición siguió su rumbo hacia un declive ya en mi calidad de vida y dejé de hacer lo que más me gustaba en la vida. Poco a poco fui limitando mis actividades, ya no podía hacer yoga, luego no podía caminar distancias cortas, no podía jugar con mis nietos. Llegó un momento en que era un sacrificio hasta pasear al campo, uno de mis más grandes placeres. Seguía negando mi condición, seguía dejándome llevar por el miedo a una cirugía. Así pasaron 3 años y mi vida se deterioraba cada mes más y mi familia sufría por mí.

Es fácil olvidar el pasado, es fácil olvidar esa época de mi vida porque así no me enfrento al dolor de perder la salud y al deterioro emocional que esto conlleva. Pero ahora quiero recordar lo vivido, para ayudar a aquellos que como yo temen a enfrentarse a una realidad inevitable, que ese dolor sólo se alivia con una intervención quirúrgica acertada y profesional de parte de un equipo médico calificado.

No fue fácil la decisión de seguir los consejos del Dr. Piva y del Dr. Javier Gutiérrez Bonilla -también especialista en columna vertebral, y compañero de trabajo del DrPiva por décadas- pero mi familia me obligó con cariño y paciencia, a enfrentar la realidad.

Ese sufrimiento me estaba cambiando, el dolor diario me estaba convirtiendo en otra persona, se me notaba en mi humor y en mi apatía emocional. 

Fotografía: Primer paseo sin dolor 6 meses después de la cirugía

Fotografía: Primer paseo sin dolor 6 meses después de la cirugía

De la mano de mis hijos y mi esposo tomé la decisión que por tanto tiempo evité, quería volver a ser la misma, recobrar la alegría por las pequeñas pero significativas actividades cotidianas y me operé en octubre del año 2018.

Necesité la guía de mis médicos, el coraje y la disciplina para seguir el proceso de recuperación, pero desde el primer día después de la operación empecé una nueva etapa de mi vida, el dolor dejó de ser mi limitante y recuperé mi libertad.

No hay nada hoy que me impida disfrutar mis actividades, volví a disfrutar mis caminatas, natación con mis amigas, los juegos con mis nietos y los paseos en familia.

Alejé el dolor de mi vida y aprendí mi lección.

Este es mi testimonio, mis palabras de un paciente para otros pacientes del Dr. Alfio Piva.

Hay temores que nos alejan del bienestar pleno, no debí postergar mi cirugía tanto tiempo por temor, no lo haga usted.
¡Muchas gracias Dr. Piva! 

Bienvenidos:

Bienvenidos:

CIRUGÍA DE CABEZA, CUELLO Y COLUMNA.

Agendar Cita
powered ByMDee Logo